miércoles, 9 de marzo de 2011

Oh, Senectud

Llegada cierta edad, podría debatirse cuál, existe una convención social que obliga, exhorta, impele a las mujeres a vestirse de puretas, de "señoras mayores", ya no caben colorines ni diseño y el pelo mejor que lo lleven corto y si peinan canas mejor con reflejos violeta. En otras palabras relegar a la mujer al ostracismo total por haber sobrepasado ya la edad en la que pueden gestar.
Sólo las mujeres con cierta independencia pueden saltarse esa regla y hacer y vestirse como les venga en gana. He aquí el ejemplo de unas cuantas, famosas y anónimas, que deberían ser fuente de inspiración para las demás mujeres y no objeto de crítica por nuestra parte, sino lo que son: iconos de la mujer liberada y moderna, sea cual sea su dichosa edad.


Daphne Guinness (1967) está emparentada lejanamente con un personaje de Truman Capote, Gloria Guinness, otro icono de la moda ya inmortal gracias al escritor. Viste alta costura pero a pesar de no ser todavía muy mayor lleva mechones de canas adornando sus sienes.





La primera vez que ví una foto de Anna Piaggi (1931) exclamé: Quiero saberlo todo de ella!. Y claro, era editora de Vogue Italia, pero no todas las editoras del Vogue visten con tanta imaginación y derrochan tanta libertad a la hora de mostrarse antes los excrutadores ojos del resto del mundo. Viva la señora Piaggi y su arrolladora personalidad!










Iris Apfel (1921) es una autoridad en el mundo de la moda, tanto es así que el Metropolitan Museum de Nueva York le dedicó una exposición.  Ella misma ha decorado la Casa Blanca para nueve presidentes de Estados Unidos (Kennedy incluído). Sigue siendo la reina de los accesorios.







Anónimas, talluditas y estilosas:

























Referencias:    Advanced Style


2 comentarios:

  1. Me quedo con Anna Piaggi.Te olvidaste de la duquesa de alba.

    ResponderEliminar
  2. No me olvidé, sólo incluí las que me molan.

    ResponderEliminar